DARK TROPICAL HALLOWEEN por Sandroide

DARK TROPICAL HALLOWEEN

por Sandroide // fotos: Candela Cuervo

Las fiestas Dark Tropical empezaron en julio de 2021 en el disco pub gol fútbol karaoke Oasis, resultando el punto de encuentro del underground más variopinto de Barcelona. La última fiesta del verano tuvo lugar este 30 de octubre coincidiendo con Halloween (y también con el cumple de nuestrx Jordi de Yvgvlar). Visitad la galería completa de fotos del evento (por Candela Cuervo) en el perfil en el Insta de Dark Tropical y en la fanpage del Frente Sónico Futurista.

Cartel por Christina Ratas

La edición especial de Halloween de las Dark Tropical abrió con el taller interactivo de poesía macabra de Juan Nicho (Antígona) cuya introducción es digna de ser publicada. Entre lxs asistentes, el amigo Hernán Migoya, que recientemente acompañó a Frau Diamanda en una de las presentaciones de su libro Escenas Catalanas (editorial La Máquina), con quien estuve charlando sobre el talento literario de Juan. Todo el mundo dijo haber disfrutado mucho del experimento poético. 

Taller interactivo de poesía macabra con Juan Nicho (fotos por Candela Cuervo)

Abajo, en la dancefloor, ya nos esperaba Sombra y los visuales que nos acompañaron durante la excéntrica velada.

Vj Sombra por Candela Cuervo

Eirie (Arkana) escogió una mesita para su Tarot y, durante la noche, varias personas se sentaron a preguntar por su futuro, o al menos por alguna de sus posiblidades, encontrándose con la sabia interpretación de las cartas de Eirie, que las aborda con seriedad, ternura, profundidad, conocimiento y responsabilidad.

El Tarot de Eirie en la Dark Tropical (por Candela Cuervo)

La noche mágica continuó con el ritual platánico de nuestra invitada estelar, la carismática Platania Aeternum, que dedicó la noche al demonio eólico Pazuzu personificado en la vela de cera que Lilith Saifer le había regalado el día anterior. Viajada desde Sevilla para estar con nosotras, sus hermanas cósmicas, Platania disfrutó del ambiente dark, queer, futurista y strange things que logramos reunir. Y Barcelona disfrutó de una semana con Platania, que ha sido tan tremendol que la contaré detalladamente en próximos artículos y entrevistas. Stay tunned.

Platania invocando a Pazuzu (foto de Candela Cuervo)

Luego me dediqué a pinchar un buen rato, aunque no pude poner todos los temas que quería por problemas técnicos. Pero sí me di el lujo de empezar con Europa, de Mónica Naranjo, que yo creo que reúne todo lo que debe tener una buena fiesta de Halloween: horror, drama y épica. 

Aparqué un poco la vena maquinera y retrotechno y me fui al ochenterismo darks, el de antes y el de ahora, con letras adecuadas a la noche de lxs muertxs. Mi abuela Isabel, la extremeña, por quien mi madre y yo llevamos segundo nombre (Isa también es el nombre de una de las protas de Neobarna) y cuyo legado genético y educativo ha sido muy profundo en mí, murió precisamente estos días de Halloween Dark Tropical. Nació un 23 de junio, la noche de las brujas, y así cerró su ciclo, con otra fiesta tradicional (aquí la Castanyada) y cargada de simbolismo. Por cierto, mi abuela decía que Mónica podría ser prima nuestra ya que también es extremeña y ella se llamaba Isabel Romo Naranjo. Así que todo encaja. Con la casa llena de invitadxs, llegué tarde al sepelio, pero mis flores fueron enterradas con ella. Y ella fue asimilada por mí. Larga vida a las brujas.

Sandroide pinchando en la Dark Tropical Halloween, por Candela Cuervo.

El esperadísimo directo de Vaginoplastia, que estrenaron un par de temas, fue, como siempre, divertidísimo y brutal. La estética de estas cuatro damas del escenario se funde en un amalgama visualmente radioactivo y el grupo transmite una cualidad realmente artística bajo la máscara de comicidad. El público se desgañitó con los grandes éxitos y se aprendió enseguida las nuevas consignas, terminando con un enorme “De aquí, pallá, sois todos Macnamara” que ya nos había hecho reir y sonreir en el ensayo general. Madurando, sexis, inteligentes y surrealistas hasta la médula, las Vaginoplastia regresaron con fuerza y están preparando nuevo disco.

Vaginoplastia por Candela Cuervo (más fotos en Dark Tropical Insta y Frente Sónico Futurista en FB)

Después seguí pinchando, aunque en un momento fui sustituida por Christina Ratas (Vaginoplastia) que fue muy aplaudida y que tuvo el detalle de pinchar Mortal Virus (con Hipercarga) sorprendiéndome en la pista. 

Chrsitina Ratas pinchando (foto Candela Cuervo)

Llegó Vitorio Testa cargadito de vinilos pero la enorme deficiencia técnica del Oasis nos jugó una mala pasada y tuvo que pinchar con un solo plato, después de estar un rato que se nos hizo larguísimo intentando solucionarlo tras el que la Ratas sentenció: “Bueno, como en los Guateques”. Víctor, Testa, que es uno de los tíos más simpáticos de la barcelona darks, nos hizo bailar y puso temas de Laín, que me encanta, y  los bailé con Sergio Voltaje.

Vitorio Testa pinchando con un solo plato (foto por Candela Cuervo)

Frau Diamanda regresó de otra sesión jalowinera en Don’t hit a la negrx y se arrancó a su dj set que fue celebrado y bailado pero del cual no hay material gráfico, ya que Candela Cuervo, autora de las maravillosas fotos de este artículo, estaba ya inmersa en la Dark Tropical, a la que no ha faltado en ninguna de sus ediciones. La fiesta continuó, por supuesto, en casas de amigxs, diseminadas por la ciudad, con un ir y venir de mi casa que ha durado una semana y que contaremos la crónica que estoy escribiendo sobre la visita de Platania. 

Platania Aeternum y Frau Diamanda en Barcelona (foto por Sandroide)

Con esta Halloween edition, cerramos el ciclo veraniego de las Dark Tropical, pero volvemos pronto.

Dark Tropical Halloween 2021 en el exterior del Oasis (foto por Candela Cuervo)

Share this:

LA INSÒLITA, librería de otros mundos

LA INSÒLITA

Entrevista por Sandroide

La librería La Insòlita abrió el 8 de septiembre de este mismo año 2021 (en Poblenou, Barcelona) y muchísima gente me ha hablado de ella en las últimas semanas, para que me anime a llevar los libritos de Neobarna. ¿Una librería gestionada por una mujer a la que interesa la temática fantástica?, allí me he plantado. Y de paso le he hablado de mis amigas y le he propuesto unas cuantas cosas, ya sabéis como soy. Afortunadamente Carlota Gelonch, la librera en cuestión, también es géminis.

De fondo, suena Patti Smith.

 

“Tuvimos suerte, porque La Trampa Edicions, que están aquí delante, hablaron de La Insòlita en un artículo y de ahí a Time Out y cosas así. Ha sido suerte, yo no he ido a buscar nada, porque soy muy tímida”.

FSF >> ¿Se ha notado en la asistencia de público este boca a boca?

Carlota >> Sí. Mucha gente ha venido porque había leído de La Insòlita en alguna publicación. Y la gente del barrio, también viene.

FSF >> Me han contado que esta librería le da peso a la ciencia-ficción escrita por mujeres…

Carlota >> Es una librería generalista, porque la idea es que sea una librería de barrio. Después hay una línea especializada en narrativas fantásticas, de terror, ciencia-ficción y fantasía, o géneros híbridos no realistas, así como poesía o biografías de personas insólitas. Y sobre todo damos visibilización a obras escritas por mujeres.

FSF >> ¿Y la gente qué viene a buscar?

Carllota >> Pues un poco de todo. También tenemos una pequeña línea especializada en folklore, mitos y leyendas, magia, ocultismo…y hay gente que se va directamente a ese rincón, y otra que compra un libro para su hijx, otra que coge poesía o narrativa. De momento estoy viendo que cada parte, cada línea, funciona, y que podemos hacer tanto presentaciones de cuentos infantiles como de artistas ocultistas y cada actividad tiene su público. Eso me gusta mucho.

FSF >> ¿Era esta la idea que tenías al abrir La Insòlita?

Carlota >> Sí. La idea es que se acerque mucha gente y diversa.

FSF >> ¿Escribes…o de dónde viene tu pasión por los libros?

Carlota >> Viene de la lectura. Hice Historia del Arte y durante la carrera, siempre que podía, cogía asignaturas de Literatura. Me interesaba mucho la Literatura Comparada. Pero escribir no. Lo he intentado pero no (se ríe).

FSF >> ¿Las presentaciones las haces aquí? (refiriéndome al espacio de la tienda)

Carlota >> Sí, de momento sí, porque hay otra sala que ahora mismo es un almacén, hasta que acabemos de arreglarlo y podamos usarlo para presentaciones y charlas. La semana que viene hacemos el primer Cineforum, y estrenaremos la sala nueva. También hay un pequeño patio y en verano ya habrá unos banquitos para sentarse a leer y tomar un café.

FSF >> ¿Hacer una editorial está entre los proyectos de La Insòlita?

Carlota >> La idea era hacer la librería y luego la editorial. Pero ahora que estoy metida en el proceso, pienso que mejor primero aprendo a hacer bien esto, porque veo que la librería da mucho trabajo, la logística, la contabilidad… Cosas que me han ayudado a desromantizar. Es que yo soy muy romántica. Tenía lo de la librería idealizado, y ahora veo el esfuerzo que representa.

FSF>> Bueno, pero se pueden ir haciendo otras cosas, una revista, por ejemplo…

Carlota >>  Lo que vaya saliendo con gente que aparece y, de repente, se crean sinergias. Ahora, por ejemplo, acaba de irse Carmen Segovia (autora del logo de La Insòlita), a quien conocí a través de un podcast, y que hoy ha venido con propuesta, y eso es lo que me motiva. Estoy abierta a proyectos.

 

(Nota de Sandroide: tengo que decir que me he cruzado con Carmen Segovia y no he podido decirle lo bonito que me parece el logo de La Insòlita, cuyo proceso creativo está colgado en la pared de la librería, y tampoco que el mono azul que vestía era muy FSF).

FSF >> ¿Crees que con Internet hay más lectorxs?

Carlota >>  Yo no vendo por Internet, aunque tengo la intención, y también hacer libros electrónicos. En el plan de empresa que hice para montar la librería decían que Internet no era malo para la lectura, al contrario, que ahora son asequibles muchísimos contenidos. Pero claro, hay que saber elegir.

FSF >> ¿Hay algún libro que vendas mucho?

Carlota >> De momento, Mariana Enríquez. Y la antología Insólitas, que inspiró el nombre de la librería, de Páginas de Espuma.

FSF >> ¿Crees que es necesario que haya líneas especializadas en mujeres?

Carlota >> No quiero especializarme solamente en autoras, porque hay mucho diálogo entre la literatura de hombres y mujeres. Mariana Enríquez, por ejemplo, habla de Stephen King y otros autores. Pero creo que estamos en un punto en el que todavía hace falta dar espacios de mayor visibilización. Se están haciendo antologías, se están recuperando autoras que en su momento no estaban incluídas en la Literatura. Está el maravilloso ensayo de Joanna Russ, “¿Cómo acabar con la escritura de las mujeres?”, que expone, con finura y un sentido del humor muy ácido, las estrategias, punto por punto, que ha utilizado el sistema, machista, para machacar a las mujeres escritoras, invisibilizándolas y ninguneándolas.

FSF >> ¿Qué te gustaría que pasara aquí, en La Insòlita y en el barrio?

Carlota >> Me gustaría hacer muchas actividades en la librería, darle un espacio a las narrativas no realistas, a la imaginación, a los nuevos mundos. Crear espacios de lectura y de debate. Y hacer muchas cosas en el barrio. En Poblenou tenemos mucho espacio público que es para las personas, no para los coches, ¿no?, pues ocuparlos para hacer actividades en la calle. Y colaborar con entidades y otros comercios del barrio, así como con el vecindario, ¡y pasarlo bien!

 

Share this:

CULTURA NOCTURNA

Quiero pasar la mañana en la playa viendo salir el sol. Volver a casa a escribir y a hacer canciones, pasar alguna tarde ensayando con mi banda, y otras comprando ropa o libros en un mercado. Ducharme, peinarme, maquillarme y estrenar un vestido espectacular. Y pasarme las noches bailando italo-disco en San Junípero.

Esta es mi idea de cielo en la Tierra. ¿Cuál es la tuya? Puede que sea ver crecer a tus hijxs comos seres felices, enteros, sin carencias. Tal vez. Tal vez creas que la felicidad es una imagen, o dos, congeladas en la carrera del tiempo. Puede que no sueñes, ni pretendas vivir en el cielo. Puede que estés encerradx en un cubo de cemento, justo donde posiblemente acabes. Y si no sueñas, que de eso se trata, de nubes de algodón y cielos ideales, no hay futuro.

Los titulares periodísticos dan escalofríos estos días. No solamente por su redacción si no también por la intención que contienen. Las voces del tremendismo cada vez tienen más eco, y van borrachas de una moral caduca. En tiempos de Apocalipsis, todxs tenemos derecho a celebrar la existencia como nos plazca. Con la pandemia, si algo ha sobrevenido además de la evidencia de la falta de apoyo a la salud pública, ha sido el aburrimiento. El Ocio, tan profundamente engarzado a la vida obrera y burguesa de las sociedades postindustriales, ha sido tremendamente castigado por las restricciones derivadas de la pandemia. Millones de trabajos se han ido a la mierda. Y los que sobreviven lo hacen añorando tiempos de esplendor. 

Sería más o menos razonable aceptar un sacrificio por la comunidad, por parte de estas indústrias que necesitan público físico y contacto carnal. Si no fuera porque, desde ciertos sectores de la política, de la empresa y de la prensa, se regara reiteradamente con la idea de que el ocio, sobre todo el nocturno, es incívico, desmadrado, poco menos que inmoral. Con este tufo victoriano leemos que la juventud ahora es botellonera y delincuente, y a la vez que las discotecas son indeseables en la convivencia urbana. Pues ya me dirán, señoras y señoros, donde quieren que la juventud, y todo el mundo, se divierta.

Por lo que a nosotrxs respecta, Barcelona, que presume de centro cultural cada vez que puede (cuando se vive aquí se conoce enseguida lo provinciana que puede llegar a ser), si quiere seguir haciéndolo, debería saber que sin la noche no hay paraíso.

La escena cultural nocturna es y ha sido siempre el nido, el centro, la llama eterna de la inspiración y el intercambio. Desde Bocaccio al Puerto Hurrako, desde el Zeleste al Apolo, en las Okupas, en las Asociaciones, en los conciertos, las fiestas, las expos y las actuaciones, es donde se filtran las ideas, se crean colectivos, se ama, se desea, se baila, se mezcla la gente, los proyectos, se ven cosas nuevas y se aprende.

¿Dónde si no?

Pongan baños públicos. Construyan mejor los edificios. Faciliten viviendas, y el éxodo de familias a zonas más tranquilas y adecuadas para educar y crecer, y también envejecer. Dejen la ciudad como hervidero cultural. Y zonas verdes para hacer botellones (que se escucha música en unos equipazos instalados en coches, que ya quisiera yo pinchar en uno). Déjennos vivir y escoger, sin dobles moralinas, por toda la face.

Al fin y al cabo, el descubrimiento arqueológico más importante del momento, la zona del Göbekli Tepe, nos está explicando a gritos que, para bien o para mal, es cuando el ser humano establece una comunidad de comunidades cuando se inicia lo que conocemos como civilización. Está en nuestros fundamentos: reunirnos, celebrar, compartir, hacer ruido, ensanchar la consciencia, materializar en las piedras nuestros sueños y pensamientos.

Vale que también se practicaba el asesinato y el canibalismo, pero tampoco hace falta retroceder en nuestra evolución en ningún modo si no al contrario, se trata de seguir adelante. Y si no respetamos lo más sagrado, lo que nos une, lo que nos hace parte de un mismo y único proyecto, que es mantener la barca a flote para la siguiente generación, o sea sobrevivir, acabaremos apagando el fuego primigenio. 

Celebren, personas de todas las edades, todo lo que puedan, y juntas, bien mezcladas, y agitadas.

Estamos todxs a la vez, en la misma línea temporal persiguiendo absurdos anhelos que ruedan alrededor de los instintos, somos efímeros como las moscas, nadie sabe qué hacemos aquí. La vida es algo misterioso, interdimensional, que no comprendemos pero que es, sin duda, LA experiencia. 

¿Hay algo más digno de celebración?

por Musidora

(imagen portada: la rave de Matrix)

 

Share this:
vargas llosa 2021 elecciones 2021 perú

Vargas Llosa Black Mirror

Por franciscoxec

Esto es muy ‘Black Mirror’” es una frase que alude a una situación más que rocambolesca. Es una coyuntura ridícula de imaginar, pero que, por diversas situaciones, termina haciéndose realidad. ‘Black Mirror’ fue Miley Cyrus en el Primavera Sound, como comenté en un anterior artículo. ‘Black Mirror’ fue el asalto al Congreso de Estados Unidos por gente que parecía salida de un sanatorio mental. ‘Black Mirror’, ahora, es ver a Mario Vargas Llosa apoyando a Keiko Fujimori en el Perú.

¿Cómo se gestó algo que hasta hace poco era una aberración? Vargas Llosa decía en 2016: «Si gana Keiko, los ladrones y asesinos saldrían de los calabozos al poder». En cambio, hoy en día, la está apoyando. Inclusive, la respalda en el ataque de Keiko Fujimori a la democracia peruana invalidando votos de las comunidades más pobres y alejadas de las grandes urbes peruanas. Ya era muy ‘Black Mirror’ que Vargas Llosa apoyara su candidatura, pero llegar al extremo de patrocinar el robo de una elección es digno de preguntarse cuál es el estado actual de su salud mental. Sigue leyendo

Share this:

La trilogía EASTRAIL 177

LA TRILOGÍA EASTRAIL 177 de M Night Shyamalan

por Eirie

(con algún que otro spoiler…)

La trilogía Eastrail 177, del director M. Night Shayamalan, compuesta por Unbreakable, Split y Glass, es una serie de películas que toman el género cinematográfico del superheroísmo y lo desgarran para darle una vuelta de 180º grados respecto a la perspectiva que pretenden vendernos otras sagas más espectaculares. Sigue leyendo

Share this: