Skip O’Neil es un talentoso dibujante de Mollet del Vallès que está desarrollando aquí y ahora un estilo personal bello y crudo que recuerda a Moebius y a Giger, alimentado por la imaginería del manga y el cyberpunk. Sus obras contienen una interesante dosis de autenticidad, de esa que suele darse en artistas que expresan fantasmas y fantasías interiores de forma directa, casi sin querer. La carne, los cables y las máscaras gritan deseo y tormento a partes iguales desde los fondos blancos, con fuerza poética. Skip O’Neil es además un roquero cyberpunk que forma parte de las bandas actuales más divertidas y creativas del momento: l@s famos@s Leonor SS y nuestras favoritas; Sistema de Entretenimiento y Sin Bragas (que incorporan elementos electrónicos y muchas referencias cifi).

Kamikaze // Skip O’Neil

¿Qué elementos de la ci-fi y cyberpunk inspiran tu obra? 

La verdad es que los elementos de ciencia ficción que más me inspiran están en la primera ola de anime en vhs que se lanzo en España a principios de los 90. Para mí era brutal, Manga films se lo curró mucho, yo tenía apenas 6 años y ver El puño de la estrella del norte, Alita angel de combate, Akira, Urotsukidoji, Dominion, Appleseed y un sinfín de títulos que editaban, era una auténtica locura para mí. Creo que como interpretaban el cyberpunk en esas cintas me influenció para siempre.

¿Tus obras favoritas de ci-fi y cyberpunk?

En este tema no me cuesta mucho decidirme: para mí El Incal, y Akira son la biblia. Y como los videojuegos me han influenciado bastante en este tema y han servido para que mi paja mental sobre el mundo de la ciencia ficción se alimente también de esta disciplina, destacaría Flashback, que salió para supernintendo y megadrive, en el 92 y FFVI de supernintendo. Me inspiran, como a todo el mundo que se dedica al arte, todos los estímulos del día a día… lo que más consumo son cómics, videojuegos y música, (y marihuana), eso y la gente que conozco de noche es lo que más me inspira. Los grandes referentes y los grandes autores están ahí , pero me suele encender mas la llama de la creatividad ver cosas potentes de la gente que conozco, o de artistas que descubres de forma casual o tomando algo por ahí …

Edificios // Skip O’Neil

¿Cómo definirías tu estilo?

Mi estilo pretende mezclar las tres corrientes que más me inspiran, que son el surrealismo, el ero guro y el cyberpunk, pero la verdad es que no sabría definir exactamente donde está ubicada mi obra …

¿Qué quieres expresar con tu arte?

La verdad es que cuando hago ilustraciones para mí mismo, es decir que no son encargos o que son para exponer, sin ceñirme a nada, intento expresar que necesito dibujar, como una experiencia visceral, casi sin boceto. Podría decir que en otras facetas como en la música o componiendo letras no me expreso con tanta sinceridad como cuando hago este tipo de ilustraciones, es como que “la necesidad de dibujar creó un dibujo”.

Ilustración de Skip O’Neil para la portada del tema «Malditos» de Turbolover

¿Qué te gustaría hacer con tu arte que todavía no hayas hecho?

Un cómic largo y dar vida a personajes, tiene que ser como crear un mundo que no desaparecerá jamás.

¿Cyberpunk es ahora?

Pues como yo entiendo el cyberpunk, que es una visión futurista de las cosas desde el underground y el futuro es ahora, pues sí…cyberpunk es ahora!!

Si pudieras viajar en el tiempo…

A los 50 para marcarme un MC fly pero en vez de tocarles Chuck Berry les tocaría una de los Nikis.

Vida // Skip O’Neil

¿Cómo ves Barcelona como centro cultural?

Pues mi visión desde un pueblo (que solo está a 20 km, pero como cambia la cosa), es que en Barcelona hay más sitios donde ir, tanto en cuanto a ocio como en cuanto a cultura, esto parece obvio y una tontería, pero si tú eres consumidor de punk ( por ejemplo.. jeje) tienes al abasto un abanico de posibilidades más amplio, por poner un ejemplo cotidiano: puedes plegar de currar, irte a una tienda de discos a pillarte algo guapo, tomarte una cerveza en un garito más o menos afín a tus intereses, y si tienes suerte a escasos km por la noche tienes un concierto de jueves, (por no hablar de las tiendas de cómics que me dan mucha envidia). Esto , la verdad es que hace que el día a día sea más enriquecedor. Pero sí que creo que, hablando de la escena en sí, faltan sellos que se interesen en editar los trabajos de la peña, porque la mayoría se auto editan y se encargan de distribuir y de todo. Sellos hay, pero faltan más, y evidentemente los horarios de las salas, son de risa…

Androide // Skip O’Neil

¿Por qué ilustración y no otra actividad?

Dibujo desde siempre, era el típico de libretas llenas de dibujos, libros llenos de dibujos, mesas llenas de dibujos … yo creo que la primera vez que dije que quería ser dibujante de cómics tendría 6 años, así que mi interés por la ilustración ya venía de serie. Lo de tener proyectos musicales nunca lo hubiera pensado, de pequeño siempre suspendía música y me hicieron creer que la música era de genios…( doy gracias a los Ramones y a la música makina)

Skip O’Neil

¿Cómo ves La Red como medio de difusión de tu trabajo?

La verdad es que, de momento, es el canal más idóneo para que podamos difundir todo tipo de arte. Para mí, todo el mundo tendría que tener un canal para enseñar lo que quiera (el que quiera). Antes veía los Mass media con bastante odio, porque para difundir o para llegar a la gente parecía que tenias que estar en una élite , y creo que las redes sociales ofrecen un buen servicio para los que quieran enseñar sus movidas. Y un dato real es que todo el curro que me entra de ilustrador es vía Internet y a través de Instagram. Evidentemente tiene sus cosas malas y algún que otro conflicto moral me planteé antes de empezar a enseñar mi trabajo en las redes (hago ilustración desde hace bastante y llevo enseñándolo en redes 2 o 3 años creo), pero porque todo lo que toca el humano tiene fines maléficos, las redes sociales controlan, espían, nos tienes fichados por todas partes (como ya predijo la ciencia ficción…jeje) y es el hándicap que nos toca vivir, la mierda de mundo en el que cualquier acto, por honesto que sea, viene generado por unos intereses económicos detrás, y en el que tu enseñas tu arte en una red social, vendiéndote al sistema de control, porque no hay más remedio y porque no tienes huevos de irte a dibujar a la montaña a comer flores. Entras en su maquiavélico juego, coges sus reglas e intentas traicionar lo menos posible tus principios. Ya que entrar en las reglas del juego de un gran lobby como instagram, facebook, y todas esas mierdas, no ha entrado nunca en mis planes, al menos que me sirva de herramienta para que mi ecosistema sea más sostenible.

Share this:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *