BLACKY; NUESTRO PRIMER AGUJERO NEGRO

por @SandroideV

Es fascinante la notica de la primera imagen de un agujero negro de este 10 de Abril de 2019. Vale, no es lo mismo que vivir el aterrizaje de una nave extraterreste en Nueva York, pero es bastante emocionante. Desde que nos contaron de su existencia, los agujeros negros son recurso argumental de la ciencia-ficción y nunca lo habíamos visto.

Farscape (1999)

Cuando por fin le vemos la cara resulta que es un culo. Porque esa, diría, ha sido la broma más recurrente en las redes y fuera de ellas. El ano cósmico, metafóricamente hablando resultaría  el final de todo. Aunque según la Teoría de los Agujeros del filósofo underground barcelonés Jordi Soleto los agujeros no tienen principio ni fin y todo fluye a través de ellos. Asomarse al agujero negro (al que deberíamos poner nombre; algo así como Blacky) y concebirlo como uno de salida única hace que te preguntes si estamos dentro o fuera. En cambio Soleto probablemente resolvería mi duda aclarando que todos los huecos son caminos por los que transitar.

Un agujero negro es un misterio para la mayoría de nosotrxs aunque leamos atentamente la descripción oficial, ya que se maneja en una abstracción considerable  y a distancias incondecibles para terrícolas de a pie, como lo son muchas otras cosas todavía, incluso para la Ciencia. Los avances en la técnica nos acercan a las incógnitas y se supone que iremos resolviendo poco a poco algunas cuestiones y a la larga tal vez la humanidad futura conozca por fin el sentido de la existencia. Si es que lo tiene. Con permiso del colectivo terraplanista, que imagino habrá dado por sentado que esta primera imagen del agujero negro la han dirigido las hermanas Wachowski.

El agujero negro supermasivo pillado in fraganti  se encuentra en el centro de la galaxia M87. Lo cual ya me parece el título de un cuento de ciencia-ficción, una parada en la Guía del Autoestopista Galáctico. El avance científico que supone esta imagen dicen que es la monda, pero el camino que se abre a la imaginación es tremendo también.

Citando a la Wiki: Un agujero negro supermasivo es un agujero negro con una masa del orden de millones o decenas de miles de millones de masas solares. Estudios científicos sugieren fuertemente que la Vía Láctea tiene un agujero negro supermasivo en el centro galáctico, llamado Sagitario A. Se cree que muchas, si no todas las galaxias, albergan un agujero negro supermasivo en su centro. De hecho, una de las teorías más extendidas en los últimos tiempos es la de suponer que todas las galaxias elípticas y espirales poseen en su centro un agujero negro supermasivo, el cual generaría la gravedad suficiente para mantenerla unida. La galaxia elíptica M87, es la galaxia elíptica más brillante cercana a la Tierra y una de las fuentes de radio más brillantes del cielo, es un objetivo popular tanto para la astronomía amateur como el estudio científico. Se encuentra a unos 16,4 millones de pársecs (53 millones de años luz) de la Tierra.

Blacky versus Sauron

¿Cómo te quedas? Los comentarios en las redes sobre nuestra destrucción total también son unos cuantos. Encima el ano cósmico es clavadito al malvado ojo de Sauron. Y es que el Universo bajo nuestra humilde mirada aparece basto, oscuro y solitario, y presenta cualidades mágicas a la vez que terroríficas, y las corrientes más espritualistas, guionistas de Hollywood y escritorxs cifi alimentarán con este histórico acontecimiento nuevas historias fantásticas. 

La belleza y poesía visual del agujero negro es hipnótica. Nos mira y nos sujeta, nos hace permanecer y a la vez nos condena. La visión resulta inquietante. El centro sin luz parece estar rodeado de fuego. Una canción me viene de inmediato a la cabeza. Y me pregunto qué pensaría su autora, June Carter Cash, si estaría de acuerdo conmigo en que a veces se siente con la intesidad de 6000 masas solares, y en que la vida en sí no es mucho más que una llama…

BURN BURN BURN

Share this: