Vestida para orbitar: calentamiento global

VESTIDA PARA ORBITAR en…

CALENTAMIENTO GLOBAL
por Musidora

El calentamiento global o cambio climático viene siendo el cuento del lobo desde hace décadas. Es como los caminantes blancos de Juego de Tronos.

En 2015, la mitad de la población lo consideraba un problema muy serio. Las economías de China y USA son las principales emisoras de CO2, seguidas por India, Rusia, Japón y Alemania. Los estudios y observaciones sobre el aumento de las temperaturas del sistema climático terrícola no han sido rebatidos por ninguna organización científica y tiene el consenso de la comunidad. ¿Por qué, entonces, no se realizan actos de urgencia por parte de gobiernos e instituciones y sobre todo de empresas? Esta podría ser una respuesta:

Sigue leyendo

Share this:

FUTUROLOGÍA, nueva sección de Musidora.

Hace ya tiempo, realicé el programa de radio Ciencia Infusa que se emitió en Radio P.I.C.A de forma semanal durante once años. Eran programas temáticos que repasaban distintos puntos de vista sobre el futuro. A través de la ciencia ficción, oyentes, oyentas y yo, aprendimos un montón de cosas sobre Arte, Ciencia y pensamiento futurista. De la estructura de Ciencia Infusa y Pórtico Luna (desde donde también se difundía Ciencia Infusa en forma de blog y de programa en Radio Cyborg) surgieron las semillas del Frente Sónico Futurista. Realizar una hora de programa semanal implicaba estar al día y tener cerca muchos libros, cedés, revistas curiosa, singles, cuando aún La Red era incipiente, buscar información extraña y acostumbrarse a que te llamen la atención aspectos de la sociedad y de sus expresiones formales que puedan reacionarse de una manera u otra con la ciencia-ficción o la especulación futurista. De hecho esa costumbre se convirtió casi en una manía. Y TODO ES CI-FI era entonces una de mis frases favoritas. Sigue leyendo

Share this:

Futuros de cine: Regreso al Futuro Segunda Parte

futuros-de-cine

La primera y más chocante impresión al revidear Back to the future Part II (1989) es el trato que recibe la pobre Jennifer, la novia del prota, que pasa de ser Claudia Wells a Elisabeth Shue, con el mismo peinado y vestuario, como si nadie fuera a notar que son dos actrices distintas. Vale que la mayoría de pelis no pasan el Test de Bechdel, y vale que con el paso del tiempo la mayoría de  ellas evidencian un machismo de repelús, pero es que aquí en el primer minuto ya se están cargando cualquier esperanza de aventura inclusiva. Sigue leyendo

Share this: